En camino de Santiago

Paso a paso
Me voy quitando peso .

Poco a poco
Voy adelantando a mis miedos .

Me pierdo a mí misma mil veces
y vuelvo a encontrarme de nuevo.

Es el lema del camino:
¡No hay nada que no tenga arreglo!

¿Que no hay sitio en el albergue?
¡Siempre nos quedará el suelo,
y sobre nuestras cabezas, el cielo.

Y por muchas nubes que amenacen
las estrellas siempre empapan el firmamento
como millones de flechas amarillas
suspendidas en el tiempo
mostrándonos el sendero
hacia lo infinito y lo eterno.

 

Solecismos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *