Gracias Ignacio

Dicen que el cementerio
está lleno de héroes.
Pero no cierto.
Está lleno de gente anónima
que muere de vieja,
sin que nunca nadie
les recuerde.

Gracias, Ignacio,
por haber dejado el egoísmo
y el instinto de supervivencia a un lado.
Por habernos mostrado
la mejor cara del ser humano.
Ahora, más que nunca,
lo necesitamos.

Gracias de corazón, Ignacio,
por salvarnos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *