Poema Condicionado

No sé si lo habréis notado
(algo por ahí se ha comentado)
pero estos días ha hecho
un calor exagerado.
Como si el infierno en la tierra
estuviera veraneando,
como el incendio de Troya,
y el Vesubio eructando.
Y a parte de volver a recordar,
el calor que estamos pasando,
que es que esto no es normal,
y que vaya con el cambio climático,
quería aprovechar para dedicar
este ardiente poema
al aire acondicionado
y a aquellos milagrosos aparatos
que nos salvan del peor
de los escarnios
a cambio de nada más
que un leve resfriado.
Eso sí, tampoco hace falta
ponerlo a todo trapo.
Que todavía podemos
seguir añadiendo grados
al siguiente verano.
(Lo que os aseguro
que no será nada
de nuestro agrado)

@solecismos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *