Por el paseo de la esperanza- solecismos

Por el paseo de la esperanza
intento andar lentamente,
poco a poco,
con la calma.

Pero siempre me pasa:
en cuanto me descuido,
mi corazón acelera
y me adelanta.

Entonces la esperanza
se convierte en impaciencia
y tengo que correr
para que no se salte
los semáforos de la prudencia.

De repente veo
que he dejado a mi cabeza
en una rotonda con salidas infinitas
dando vueltas y vueltas
calculando y recalculando
como cuando te pierdes
en el túnel de la m30.

Dejo atrás mis deseos y planes
y me siento mucho más ligera.
Por fin preparada para que la vida
me lleve por donde ella quiera.

Solecismos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *