Te hice mía(Psicología de un maltratador)- Isabel Carrión

Te hice mía, porque te quería,
cada vez que de casa salías
pensaba que te marcharías,
que sin remedio me abandonarías
y yo tenía miedo ¡Sí! Temía
temía que si te ibas me rompería,
no sé vivir sin ti, yo te quería.

Te hice mía, porque te quería,
quería protegerte de todo enemigo,
quería guardar tu cuerpo
tostado y esbelto como
el trigo bajo mi amparo y presidio,
quería que esto fuera una peli de domingo,
pero al final, fui sólo un niño.

Te hice mía, porque te quería,
pero cuando me di cuenta
te había estrujado entre mis manos
como un pajarillo desarrapado,
en mi inseguridad te quise a mi lado,
pero temiendo una inminente marcha
me comporté como un desalmado.

Te hice mía, porque te quería,
te decía que te quería, pero te mentía
¡No! ¡No te quería!¡Te poseía!
sólo quería que fueses mía
porque temía quedarme solo, que nadie quisiese mi compañía,
si no te retenía, desamparado me quedaría.

Te hice mía, te maté porque eras mía,
porque a mi lado te quería
y ¡No! ¡No te quería!
Sólo quería tu compañía
sólo quería tu idolatría
sólo quería una esclava
que me rendía pleitesía.

Nada bastó, pues no te quería
nunca era suficiente
nunca hacías lo que te pedía
nunca lo hacías como te decía
nunca lo hacías cuando yo quería…
por eso te maté aquel día,
te hice mía, porque NO te quería.

Isabel Carrión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *